"Cuentan, los que saben contar,
que mientras estaba encinta
Aylkhana despertó los secretos
que dormían en las frágiles cuerdas del Laud.

Y que aquel niņo concebido
entre aquellas misteriosas notas
vibraba en su vientre.

Y dicen, los que bien dicen,
que aquella danza se conoció después
como la Danza del Vientre.
Y que todas la mujeres árabes
aprendieron a bailar,

por que el niņo de Aylkhana
ofrecía a todas ellas aquella danza,
siempre como un regalo de música
como un presente de amor."

info@fahdkayali.com
635 467 446